Diferencias entre el Amor y el Enamoramiento

Cuando un hombre o una mujer me envía un correo pidiéndome algún consejo útil para olvidar un amor, inmediatamente tengo una respuesta por anticipación a la gran mayoría de ellos: Y es que lo que sienten NO es amor.
¿Por qué tengo la plena certeza de que no es amor? Simplemente porque están sufriendo por alguien.
Sé que esto suena un poco diferente a lo que te han dicho por allí tus amigos, tus padres, o inclusive los medios de comunicación, pero tienes que tener en cuenta que ahora casi nadie tiene una opinión propia. Casi todo el mundo sigue una misma corriente.
Todos creen que deben ir a la universidad para progresar en la vida cuando en realidad los más ricos del mundo no han necesitado una carrera de 5 años en una prestigiosa universidad para llegar al éxito, simplemente han aprovechado su talento y lo han potenciado. Algo que la universidad no te ayuda, ellos son especialistas en darte mentalidad de empleado.
Y lo mismo sucede en las diferencias entre amor y enamoramiento. Nos han hecho creer que  si sufres por alguien es porque sientes amor, que si recuerdas durante mucho tiempo a tu ex, es porque aún lo sigues amando.
Nada más alejado de la realidad.
Son los medios de comunicación los que nos hacen creer esto. Son las novelas, los cuentos, las películas, las canciones, y todo un sin fin de cosas que te encontrarás deambulando por allí que te harán creer que si sufres por alguien lo estás amando de verdad.
¿Y por qué te hacen creer todo eso?
Simplemente porque genera más marketing, más ventas.
Pongamos el caso de los hombres que no saben las diferencias entre amor y enamoramiento, y quieren desahogarse cuando la mujer de sus vidas les ha roto el corazón. Inmediatamente se les viene a la cabeza ir a la cantina y beber excesivamente, supuestamente,para olvidar
¿Quiénes son los que se benefician de esto? No son los que intentan desahogarse. No… claro que no. Ellos, más bien, van a contraer una adicción por las bebidas, y lo peor de todo es que no van a solucionar el problema: van a magnificarlo, porque el alcohol puede hacerte olvidar a alguien pero sólo por un momento; sin embargo, al día siguiente, te sentirás peor que antes.
Ahora pongamos el ejemplo de una mujer que no sabe las diferencias entre amor y enamoramiento y, de pronto, se siente destrozada al ver a al ”hombre de su vida” besándose con otra mujer.
En un principio puede que ella se vaya directamente a su casa para llorar con la compañía de su almohada, y decida recupar a su hombre porque ”lo sigue amando de todos modos”. Así que se compra ropa más atrevida para lucir más sexy. Hace lo posible para verse más irresistible. Y si no logra su objetivo se siente peor que nunca. ¿Solución? Compra y comer bastante chocolate mientras se hunde en la depresión.
En el peor de los casos, y también en el más absurdo, se va al famoso curandero ”especialista en amarres eternos” para hechizar a su hombre y tenerlo para siempre.
En ambos casos, tanto en hombres como en mujeres, se ve que ambos gastan dinero. Pero salen beneficiándose las compañías cerveceras, la industria cinematográfica y musical, la fábrica de chocolate, las tiendas de ropa y los curanderos. Todos ellos se benefician, sacándote dinero de tu bolsillo ¡pero en ningún momento te solucionan el problema de raíz!
¿Y cuál es el problema de raíz? Que no saben las diferencias entre amor y enamoramiento.

Diferencias entre amor y enamoramiento

Primero hablemos del enamoramiento:
Todo empieza con la atracción. La atracción es muy primitiva, es propia de los animales (y no te olvides que nosotros también somos una especie animal), y por ello su función básica es procrear para perpetuar la especie.
El enamoramiento es la etapa más avanzada de la atracción. Cuando ya no sólo es atracción sexual, también contiene un vínculo emocional fuerte. Y como las emociones dominan a la razón, empezamos a imaginar que estamos al lado de ese hombre o mujer de quien estamos tan enamorados. Pero hay un gran problema.
Y es el confundir amor con enamoramiento. Cuando te enamoras debes tener en cuenta que esa llama, esa pasión algún día se apagará y a partir de allí pueden suceder dos cosas: O bien dejas de estar enamorado y te enamoras de otra persona, o bien dejas de estar enamorado para empezar a sentir verdadero amor.
En la gran mayoría de los casos sucede lo primero. Y es más o menos en un 90% que se terminan las relaciones por ”X” motivo.
Ahora hablemos del amor:
Seamos realistas, 1 de cada 1000 siente verdadero amor por alguien (inclusive me atrevería a decir que es mucho más escaso de lo que te imaginas). Y no te pongas a decir: Yo soy uno de ese 1000. No te hagas falsas esperanzas.
He atendido casos en las que tanto hombres como mujeres piensan que aman a esa persona y por ello se niegan a olvidarlo(a), se niegan a dejarlo pasar. Sin embargo están equivocados.

¿Cómo comprobar si lo que siento es amor?

La respuesta es tan simple y a la vez tan complicada: Lo compruebas sólo si tú te amas a ti mismo.
Sí, mi querido amigo o amiga.
No es tan complicado saber si sientes verdadero amor por alguien.
Pero si estoy sufriendo por amor, ¿quiere decir que estoy amando de verdad? La respuesta es un rotundo ”NO”.
Si estás sufriendo por alguien es porque no te sabes apreciar como persona, no tienes una autoestima sana y fuerte. Porque si lo tuvieras no te permitirías estar sufriendo en vano.
Alguien que realmente se quiere va querer lo mejor para sí mismo y hará lo posible para que sea así.
”La autoestima en las relaciones de pareja”es la palabra clave al momento de ver las diferencias entre amor y el enamoramiento y, sobre todo, para olvidar un amor lo más pronto posible.

A este tema se dedica muy detalladamente el programa ”7 Pasos para Olvidar un Amor”
Recupera paso a paso lo que eras y vuelve a disfrutar de tu felicidad.

No hay comentarios :

Publicar un comentario