domingo, 11 de agosto de 2013

Cómo Sanar un Corazón Herido


Existen pocas experiencias en la vida que sean más dolorosas que tener el corazón partido. Puede suceder a hombres y mujeres sin distinción de clase social ni edad. Puede sentirse como el verdadero fin del mundo perder al primer amor en la adolescencia, de igual manera es devastador afrontar una ruptura a mediana edad cuando se trata de una pareja de años compartidos, por no mencionar cómo se siente perder al compañero o compañera de toda una vida cuando se pensaba que solo la muerte sería capaz de separarlos.

Cuando un corazón está roto, la sensación de angustia, depresión y tristeza invade cuerpo y alma. Pero existen buenas noticias, y es que los corazones partidos pueden repararse e incluso, la persona se enamora nuevamente tanto o más profundamente que la vez anterior.
Estos son algunos consejos que te ayudarán a recuperar ese corazón dañado por amor:
- No trates de manejar solo la situación. Es fundamental recurrir a la ayuda de amigos, familia, o personas queridas que te contengan. Lidiar con el sentimiento de desazón en soledad hace el trance mucho más difícil.
- Trátate a ti mismo con la misma delicadeza y atención como lo harías si estuvieras recuperándote de una enfermedad. Dormir lo suficiente, darse baños reparadores, gratificarse con buenas comidas pueden ser algunas de las maneras de darse un mimo al ego y ayudarse a salir adelante.
- Trabaja sobre la autoestima remarcando tus valores como persona, resaltando tus características positivas. Puedes tomar nota de ellas, e incluir una nueva virtud cada día a la lista. De igual modo puedes confeccionar una lista de todos los defectos de tu ex, esto te ayudará a ver las cosas de manera más realista .
- Guarda fotos y recuerdos que tengas de la relación terminada, no es saludable para ti ni para tu recuperación conservar lo que te recuerde constantemente aquello que quedó en el pasado. Ponlos en cajas y llévalos a un lugar seguro, puede ser la casa de un amigo. Destruir los recuerdos no es buena idea, puede que pasen los años y algún día, en otra situación, desees volver a verlos.
- Tómate un tiempo para alejarte. No es aconsejable continuar una relación de amigos, al menos no al principio, esto solo alargaría la agonía y haría más difícil superar la separación.
- Sal con amigos, haz ejercicio, conoce gente. Lo importante es dedicar tiempo a ti mismo y a realizar lo que te sea gratificante.
Puede que te encuentres en ese momento en que sientes que el mundo se viene abajo y no halles la manera de seguir adelante con tu vida. Deja de lamentarte y toma la decisión de pasar a la acción. Comienza a superar la ruptura desde ahora con “Cómo superar una separación”.

No hay comentarios :

Publicar un comentario