domingo, 17 de noviembre de 2013

Cómo Recuperarse de un Divorcio

Siempre es difícil atravesar un divorcio. Una separación es una bisagra en la vida de cualquier persona, un momento traumático que marca un antes y un después. Lo duro es encontrar los medios para sobreponerse y asumir que todo aquello con lo que se había fantaseado, los planes a futuro, el entusiasmo y expectativas puestas en la relación, todo eso se ha acabado y se está parado en la nada misma. Es allí, justo en esa instancia, en el momento en que invade la sensación de angustia, tristeza y vacío cuando se deben tomar medidas para salir adelante, buscar motivos para sentirse más feliz y vivo que nunca.

Un paso necesario es sufrir intensa y completamente. Para salir a flote se debe tocar primero el fondo y transitar la pena, vivirla de manera profunda. No se debe tener miedo de experimentar la tristeza, caminar los senderos de la angustia, la rabia y la depresión. Porque he aquí lo cierto: estos sentimientos no duran para siempre. Elaborar el duelo es parte necesaria de la recuperación y te colocará en un lugar emocionalmente mejor y más estable al fin del camino.
Identificar los sueños y deseos que habías creado junto a vuestra pareja teniendo la certeza de que los planes no han muerto. Las esperanzas deben continuar intactas, solo que deberás recrearlas con alguien más, o incluso solo.
La presencia de los seres queridos, los amigos, los afectos es fundamental. Rodearse de aquellas personas que hacen bien, que saben escuchar y comprender es importante a fin de poder compartir con ellas el sentimiento de angustia y hacer más llevadero el proceso.
Es necesario aceptar las causas de la ruptura para poder seguir adelante a través de un análisis honesto. Intentar ser objetivo y desmenuzar las razones que han llevado a la separación es bueno para saber qué se puede aprender de esta experiencia.
Como último consejo, una parte complicada del proceso es el tomar distancia del ex. El no tener a la otra persona cerca y dejar de compartir lo cotidiano es algo a lo que cuesta acostumbrarse pero es vital interrumpir el contacto y darse tiempo de sanar y reflexionar. Cuando sientas que es posible reencontrarse sin temores ni rencores, podrás abrirte a tener una nueva relación desde otro lugar si así lo deseas, o bien dejarlo en el olvido por siempre.
Si te encuentras transitando el duro momento de una separación y no sabes cómo resolver tu angustia, debes saber que existe para ti “Cómo superar una separación” donde hallarás los caminos que te conduzcan nuevamente a un sitio feliz.
Para saber más, visita hoy: HAZ CLIC AQUI