domingo, 15 de junio de 2014

3 Ejercicios para Olvidar un Amor

El día de ayer me había encontrado con un lector aquí en Lima. Él quería que yo escuchara su caso personal y luego le diese mi opinión y algo de tarea para realizar y seguir adelante con su recuperación.

Entre las dos horas que estuvimos charlando, mi lector me pidió como una lista de tareas para llevar a cabo. Si bien es cierto, mi libro “7 Pasos para Olvidar un Amor” es considerado un libro práctico, he planeado hacer como una especie de “Workbook”, o cuaderno de trabajo, donde solamente hayan tareas para llevar a cabo una efectivamente recuperación.

Lo estaré escribiendo a medida que pueda pero mientras tanto quería publicar 3 ejercicios para olvidar un amor que estoy seguro que lo podrás aplicar desde hoy mismo.


Hoy no te haré entrar en reflexión, hoy no te daré teoría, hoy no te voy a contar nada que me haya pasado. Hoy solamente te voy a dejar 3 ejercicios como tarea, ejercicios que te ayudarán enormemente a este proceso de recuperación. Y créeme que no me guardo nada. Estos ejercicios podrían considerarse información VIP, pero he decidido que todos tengan acceso a ella.

Obviamente, realizar estos 3 ejercicios no garantiza que te curarás totalmente pero sí te prometo que notarás una gran mejoría ya que yo mismo lo he utilizado tanto en el área el amor como en otras áreas y me ha dado buenos resultados.

Y otra vez quiero agregar un paréntesis en este artículo debido al título. Si bien es cierto, el título contiene la frase “olvidar un amor“, quiero advertirte que estos ejercicios no son para que borres de tu memoria a esa persona que tanto has querido y que quizás se haya marchado inexplicablemente de tu vida, estos ejercicios más bien te harán recordar más que nunca a esa persona pero a medida que lo vayas haciendo, la idea es que se vayan eliminando las emociones negativas que tienes vinculado junto a esa persona.

Siempre lo he dicho: Mi intención no es hacerte olvidar porque eso es imposible. Mi intención es que cuando recuerdes ya no te produzca dolor, ya no te deprimas y, por el contrario, sientas tranquilidad y, quién sabe, quizás sientas algo de agradecimiento porque te habrás dado cuenta de que gracias a esa persona has aprendido una valiosa lección.

3 Ejercicios para Olvidar un Amor


1) La lista de los pro y contra
Este ejercicio tiene como objetivo hacerte ver que la balanza estaba un poco desequilibrada, que más hubo más “contras” que “pros” en la relación. Para hacer este ejercicio tienes que tener una hoja en blanco y, con un lapiz o lapicero, trazar una línea que divida la mitad de la hoja.
ejercicios para olvidar un amor
Luego por el lado izquierdo tienes que colocar todo lo bueno que ha tenido la relación de pareja con la persona que actualmente quieresolvidar.

Recuérdalo todo. Si es posible tómate una hora de descanso durante el día, enciérrate en tu cuarto, haz memoria de cada uno de los detalles.
Ten siempre en cuenta que hay quienes tienen cierta dificultad al momento de desidealizar a esa persona, eso es normal si es la primera vez que haces este ejercicio, por tal motivo tienes que ser un poco más paciente.

La idea es que al finalizar la hoja debes colocarlo en un lugar visible en donde todos los días puedas darte cuenta de que esa relación no era para ti.

2) Enfrentar a tu miedo más profundo (visualizar lo peor)
Este es el problema que muchas personas tienen: Puede que te hayas enfocado en tu recuperación todo este tiempo, puede que hayas tenido personas que te han ayudado, etc… pero aún tienes miedo a volver a ver a tu ex, y peor aun si sabes que hay probabilidades que le veas con una nueva pareja (con esa persona que te dejó).

Conozco personas que pasado un año pueden ver a sus ex como si lo del pasado se hubiese olvidado. Es como si se hubiesen acostumbrado a ver a su ex de manera natural al igual que lo hacen con otras personas, incluso si está con otra pareja.

Eso se debe a que ésto es cosa de todos los días, es algo que tu mente está acostumbrado a ver.
Puede que al principio tu mente al ver a esa persona inmediatamente dispare emociones asociadas al dolor por haberla perdido, pero luego tu mente, al volver rutinaria esta situación, se adapta y poco a poco lo ve como algo normal, y se cansa de disparar emociones asociadas al dolor.

Este proceso yo lo llamo “Rutinización” y lo menciono en mi libro pero ahora quiero darte un ejercicio de visualización que le sacará el jugo a esta técnica.

Primero, tienes que asegurarte de que estás en un lugar tranquilo y libre de distracciones.
Puedes elegir entre sentarte cómodamente en un sofá o acostarte en tu cama (mejor si es antes de irte a dormir ya que tu cerebro guardará muy bien la visualización cuando estés durmiendo).

Lo que tienes que hacer una vez que estés relajado, y con los ojos cerrados, es respirar lenta y profundamente hasta relajarte aun mucho más. Concéntrate solamente en tu respiración. Una vez que sientas que tu cuerpo se ha vuelto más ligero de lo normal, puedes empezar con la visualización.

Antes de continuar te quiero decir que tu cerebro hay una parte llamada la amígdala que es como el guardián encargado de procesar la información que entrará a tu inconsciente.

Lo curioso de la amígdala es que no sabe distinguir entre lo real de lo imaginario.

Y es por eso que esta técnica es muy efectiva (especialmente si lo usas muy seguido).

Pues bien, la idea básica es que tienes que enfrentarte a tu miedo más profundo en cuanto a tu ex: tal vez sea verlo(a) y saber que tu corazón recibirá una puñalada o quizás mucho peor, te imaginas que estás en la fiesta de un amigo en común que tienes con él o ella y que esté con su nueva pareja, muy feliz agarrado(a) de la mano, besándose apasionadamente.

Imagina que estás frente a él o ella en esa situación incómoda, dolorosa.

La visualización será muchísimo más efectiva si agudizas tus 5 sentidos. Primero tienes que ver con brillantez los colores, debes ver lo bien que se ha maquillado tu ex, debes visualizar exactamente qué tipo de ropa usa, debes visualizar exactamente a la nueva persona con quien está él/ella. Debes escuchar la bulla de alrededor (por ejemplo, la bulla del tránsito en caso de que le veas en la calle); debes tener como ruido de fondo las voces de todos tus amigos alrededor, etc… Debes sentir que el aire roza tu piel, debes sentir que el sol te quema la cara en caso de que sea verano, o debes estar con ropa abrigada en caso de que sea invierno.

Debes sentir el dolor, el tragar de saliva que te produce ver esa escena, debes sentir que tu mano se encoje de amargura, debes fruncir el entrecejo de verdad, debes encoger la boca de disgusto.
Muchos de los lectores que leyeron mi libro7 Pasos para Olvidar un Amor pensarán que ésto es la técnica de “La Originación”, pero ésta, a diferencia de la otra, es que no tiene como objetivo des-idealizar a tu pareja, sino enfrentarte cara a cara con la situación que te produce dolor hasta que tu cerebro se vaya acostumbrando.

Ojo: Una vez que estés dentro de esa situación, lo que debes hacer es pensar algo bueno y positivo al respecto. Tal vez sientas una ira tremenda, una decepción muy honda o una tristeza que te desespera, pero lo que debes hacer es sacarte de ese estado emocional negativo con pensamientos positivos. Aprender a salir adelante por propia cuenta ya que nadie estará dentro de tu mente para cambiar esas emociones.

Puedes decirte frases como: “Sí, está bien. Ahora está con otro(a) y lo acepto totalmente. Y eso me tranquiliza, ya que esa persona en realidad no era para mí“.
O también: “Sé que duele perderte pero verás que poco a poco lo voy superando, poco a poco voy viendo la luz, poco a poco voy sonriendo de forma sincera. Gracias por la lección de vida que me has dado aunque esa no haya sido tu intención“.

*Importante: Este ejercicio es el que debes hacer con más frecuencia que ningún otro. Debes hacerlo a tal punto en que cuando te imagines esa situación que tanto te producía dolor, ya no te afecte en nada. Es cuestión de práctica que seguramente tardará un par de meses.

3) Hablar con tu “yo del futuro” 

Esta práctica de visualización puede que te parezca un poco loca pero yo te puedo decir que sí es efectiva. Ésta al igual que la anterior práctica de visualización la utilizaba mucho hace un par de años.
Yo quería llegar a ser lo que soy ahora. Ahora soy y tengo casi todo lo que quería hace un par de años, obviamente no son cosas difíciles de alcanzar pero sí son cosas que me dan una vida sana y equilibrada como independencia personal, financiera y emocional. Y debo confesar que una cosa que me motivaba era esta práctica.

La técnica es nueva y no la he revelado antes. Veo que es necesario decirla para aquellas personas que quieren superar una ruptura, un desamor.
Consiste en lo siguiente: También tienes que estar a solas, pero esta vez con los ojos abiertos. Tienes que imaginarte que frente a ti hay un holograma de tu “yo futuro”.

Un “yo futuro” totalmente recuperado, un “yo futuro” con una sonrisa de oreja a oreja. Ese “yo futuro” irradia optimismo, se ve exitoso, se ve que ha logrado conquistar varias de sus metas, ese “yo futuro” que ha logrado superar todos los obstáculos de su vida (y cómo no, también olvidar un amor), en fin… Todo lo que quieres lograr a ser, todo lo que quieres en tu vida, debe verse reflejado en ese “yo futuro” que te va a hablar CARA A CARA.

Así es! Tu “yo futuro” vino al presente para darte un mensaje de aliento. Para decirte que lo que estás pasando en este momento es sólo un hecho de la vida que te ayudará a fortalecerte. Vino para hacerte recordar que el futuro tiene buena pinta y por eso debes seguir adelante.

Si lloras de emoción, este ejercicio te resultará una buena catarsis.

Otra cosa que debes hacer es intercambiar ideas, debes hablar con ese “yo futuro” como si fuesen verdaderamente dos personas.

Si deseas, puedes visualizar a ese “yo futuro” de aquí a 10 años. Ese “yo futuro” felizmente casado con dos hijos(as), con un esposo(a) maravilloso(a), con una buena estabilidad económica, ese “yo futuro” que sale dos o 3 veces año de vacaciones con su familia, a ese “yo futuro” que tiene la autoestima bien en alto, a ese “yo futuro” que recuerda el momento en que estás viviendo ahora con mucha alegría y se conmueve al darse cuenta lo mucho que ha mejorado, lo mucho que ha hecho para salir adelante.

OJO: Una anotación importante. No abuses de esta técnica. Ésta sólo se debe hacer de vez en cuando. Al principio te recomiendo que hagas 3 veces este ejercicio en un lapso de 2 semanas. Luego puedes hacerlo cada 3 o 4 meses como para ir revisando las cosas que has ido mejorando.
Otra cosa que quiero recalcar es que, si bien es cierto, puedes que siempre desees estar en esa posición del “yo futuro”, pero lo tienes como un deseo, una esperanza un poco lejana. Este ejercicio te dará la certeza de que verdaderamente sucederá aquello que te has propuesto, aquello que tú estás escogiendo como tu destino. Tu inconsciente percibirá esa confianza, y trabajará para que así sea.

Estimado lector(a): Lo que te acabo de mencionar hace un momento son técnicas que te ayudarán a sacar más fuerzas para salir adelante. Yo pienso que usando varias de estas el efecto será mucho más potente.

Estos son 3 ejercicios para olvidar un amor que quería compartir contigo. Pronto voy a escribir los demás, la idea es llegar a los 30 y tal vez escribir un pequeño workbook al respecto… Bueno, eso ya 
será más adelante.

Por ahora estoy enfocándome en terminar todo lo relacionado con la serie de audios “Olvida a Tu Ex” que pronto daré más detalles sobre éste.

Y, por último, te quiero recomendar mi libro “7 Pasos para Olvidar un Amor” en donde encontrarás más ejercicios y un proceso PASO a PASO para que puedas olvidar un amor en el menor tiempo posible.

Recuerda: “No es el tiempo el que cura las heridas, eres tú quien se cura a través del tiempo“, por esa misma razón no debes esperar a que ocurran milagros en tu vida para que puedas salir adelante. En vez de eso, toma las riendas de tu vida y toma acción hoy.

Si quieres saber más sobre el libro “7 Pasos para Olvidar un Amor,HAZ CLICK AQUÍ.