miércoles, 16 de julio de 2014

5 Razones Por Las Que Te Va Mal En El Amor

De pronto ya llevas un historial de relación frustradas, que terminan en la peor de las circunstancias y no sabes lo que está pasando contigo, crees que tienes mala suerte en el amor, que alguien te pegó una maldición o que desde que tuviste una mala experiencia con una relación las demás llegaron como el efecto dominó: una se cayó y las demás también. Ahora en este artículo te explicaré las 5 razones principales por las que te sucede esto y sus respectivas soluciones.


1. Uno mismo es quien se complica las relaciones Afrontémoslo: Por lo general, has tenido buenas parejas, pero al cabo de cierto tiempo las cosas empeoran porque empiezas a exigir algo que la otra persona no puede, le celas tanto que se cansa de ti o empiezas peleas verbales por cualquier tontería. Normalmente son las otras personas quienes deciden terminar contigo porque se cansaron de que no cooperes, seas demasiado perfeccionista, no veas tus errores debido a tu orgullo o no hayas madurado lo suficiente. El problema no es que las relaciones sean complicadas, sino que tú mismo las estás complicando.

Esto puede deberse a que tienes baja autoestima o nunca tienes la confianza suficiente y tu miedo a perder a esa pareja sin ella no te sentirías valioso(a). Por tanto, si te encuentras soltero o soltera otra vez, aprovecha la soledad como para reflexionar y alimentar estas cualidades en ti que te faltan para que tus relaciones no se harten de ti. Obviamente también puede que el problema también se dé en la otra persona como en la siguiente razón:

2. Inconscientemente sigues los mismos patrones Puede que desde muy pequeño(a) hayas tenido problemas en tu familia y sigues repitiendo los mismos patrones de conducta de alguno de tus progenitores. Puede que ya te hayas dado cuenta de eso pero aun así te frustra ver cómo no eres capaz de controlarte sabiendo que la persona de quien te estás enamorado es de mal vivir: es drogadicto, es delincuente, nunca verbaliza tu amor por ti o tiene fama de mujeriego mientras tú buscas una relación estable y duradera.

Para empezar, dentro de ti tienes un niño interior con ciertas necesidades insatisfechas. Hay un niño que reclama amor paterno que inconscientemente busca en alguien que te hace recordar a tu padre o madre, puede que busques en todas esas desastrosas relaciones arreglar lo que no pudiste en el pasado. En este caso, si bien puedes tú mismo ser consciente y tratar de no seguir estos patrones de conducta, es mejor tener la ayuda de un profesional para que te pueda orientar mejor.

3. Te has resignado negativamente a tu mala suerteHay ciertas veces en que la resignación puede traer un gran beneficio. Como por ejemplo, resignarte a la idea de que un relación dañina no va a funcionar por más esfuerzo que le les, entonces luego te liberas de la pesada carga de querer arreglarla. Sin embargo, hay otro tipo de resignación prolongadamente dolorosa: la resignación negativa, como cuando crees que estás destinado(a) a que nunca te vaya bien en el amor.

De hecho, cuando te resignas negativamente, en tu mente existe un fenómeno llamado “Sesgo confirmatorio”. Cuando crees fervientemente en algo, tu mente buscará confirmar de alguna manera esa creencia. Si crees que tienes mala suerte en el amor, por más que te caigan pretendientes buenos y que te quieran de forma sincera, verás la parte negativa y así los vas repeliendo; o si ya estás en una relación, constántemente piensas en el momento en que te decepcionará o te será infiel tanto que la otra persona se cansa de tu desconfianza y, efectivamente, termina por dejarte por otra persona justamente porque el/la otro(a) sí confía.Cree lo opuesto, pero siendo realista: “Yo decido crear mi propia suerte. Si me va bien es porque me esforcé. Si me va mal en el amor, es porque en algo fallé o me confié demasiado al inicio de la relación”.4. Te confías demasiado en cada nueva relaciónEs normal que en el proceso inicial del enamoramiento seas demasiado optimista y cualquier defecto no te resulte ninguna clase de molestia, crees que el amor te ayudará a soportarlo todo; sin embargo, con el tiempo las cosas no hacen más que revelar que detrás de ese defecto había una personalidad oscura y nada agradable: Te relacionaste con alguien que no debías, te confiaste demasiado.Aunque muchos digan que cuando alguien se enamora no puede pensar con claridad, todo esto es cuestión de actitud y de emplear buena dosis de razón por cada vez que las hormonas empiecen a revolotear por todo tu cuerpo. Además, con el pasar del tiempo, de relación en relación, cada vez te irás volviendo más realista. Por tanto, si dejas de intentar, pasas demasiado tiempo a solas porque te frustraste en la última relación, habrás olvidado que cuando recién te enamoras sueles ser demasiado optimista, así que es mejor intentar e intentar (con cierto descanso en cada intento) y recordar que debes ser más realista y ver a futuro lo que un defecto de ahora puede desencadenar.

5. Tienes la perspectiva equivocadaA veces decimos que nos va mal en el amor porque ya tenemos más de 30 años y “todas” las relaciones hasta el día de hoy se nos han terminado o no han funcionado. Sin embargo, lo estamos viendo desde la perspectiva equivocada: ¿Y si en realidad todos tenemos que pasar como mínimo 20 relaciones para tener la suficiente experiencia de entablar una relación con la pareja que acompañará gran parte de nuestras vidas? Si es así, las 19 anteriores relaciones no habrán sido más que peldaños que nos ayudaron a llegar hasta el número 20. Las 19 anteriores relaciones no se ven como una cifra para sentirse fracasado, sino como el requisito indispensable para que la N° 20 haya tenido que llegar.

Cambia tu perspectiva: No tienes mala suerte en el amor, solo estás cada vez más cerca de llegar al indicado.

Estimado lector(a): Recuerda que eres tú siempre dueño(a) de las decisiones que tomas. Si estás a la merced de las circunstancias, probablemente no suceda nada bueno en tu vida. Si buscas siempre lo mejor para ti, te apoderas de lo mejor.

Resumiendo las 5 razones por las que te va mal en el amor sería de este modo: 1) El amor no es complicado, hay algo en ti que puede estar saboteando todas tus relaciones, por tanto tienes que analizar objetivamente lo que es para poder corregirlo. 2) Puede que tengas ciertas conductas que vienen repitiéndose debido a un mal ejemplo que viste a temprana edad, ya sea de tus padres o de alguien a quien admirabas mucho o de quien dependías. 3) Crees que estás destinado a la mala suerte, cuando en realidad eres tú mismo quien está atrayendo todo lo malo a que ya has programado a tu mente a ver lo malo y desechar inmediatamente lo bueno. 4) Eres exageradamente optimista con cada nueva relación, aprende a evaluar bien tu expectativa para que así tengas una mejor manera de entablar una relación de pareja con alguien. 5) Cambia tu perspectiva: No eres un fracaso porque todas las relaciones terminaron, es parte natural de la vida; además, por cada nuevo intento, estás cada vez más cerca de llegar al indicado.

Si deseas superar una ruptura amorosa, te recomiendo mi libro “7 Pasos para Olvidar un Amor“. Esta es una guía PASO a PASO para que puedas salir adelante y decidas dejar todo este momento de dolor atrás. Recuerda que todo depende de ti, y dese el momento en que empiezas a tomar acción, ya eres dueño(a) de las circunstancias. No esperas a que el tiempo cure las heridas, porque puede que tarde demasiado, tú empiezas a sanarlas por tu propia cuenta. HAZ CLICK AQUÍ PARA MÁS INFO SOBRE ESTE LIBRO.