viernes, 30 de octubre de 2015

5 Preguntas para saber si tu ex merece una nueva oportunidad

5 preguntas recuperar oportunidad ex pareja

5 Preguntas para saber si tu ex merece una nueva oportunidad

Tengo un amigo que está ya comprometido con la mujer que, tras muchos intentos, logró ser la indicada para él. Él, antes de ella, era casi un mujeriego como tal; salía muy seguido con muchas mujeres y prácticamente tenía cierta habilidad para hacerles suya por sus conocimientos de psicología. Pero en cuanto llegó esta mujer que actualmente es su prometida, él se encaprichó con ella. Ya no quería conocer a otras que no fuera ella.
Sin embargo, tras haber iniciado la relación, ella lo terminó al poco rato después. Pasó un tiempo y ella quiso volver con él. Él la aceptó. Digamos que la relación no era disfuncional, simplemente a ella le daba por terminar porque no se sentía muy segura de la relación o, según en palabras de amigo, “terminaba por terminar“. De algún modo era una especie de estrategia para confundirlo, aunque quizás inconsciente, y de tenerlo más comiendo de sus manos.

Pasó un tiempo y nuevamente ella decide terminarlo. Y en esta ocasión era por una razón específica: incompatibilidad de proyectos en común. La tercera vez que ella lo terminó también fue por el mismo motivo y así hasta que fueron ocho veces que ella le terminó y las siete anteriores veces él la recibió.
Sin embargo, él ya estaba cansado. Sabía que a estas alturas ella tenía el poder de la relación y, aunque ni a él ni a mí nos gustara hablar de relaciones en términos de poder, no nos quedaba otra que verlo desde esa perspectiva para analizar mejor la situación.
Ella estaba tan segura que jamás me perdería y que terminarme era tan sólo para que ambos nos diéramos un descanso; pero en esta ocasión, cuando ella regresó, cambié de estrategia y puse mis términos“, me contó él mientras comíamos un platillo en un restaurante que él me recomendó tras visitarlo: “Le dije: ‘Ok, a partir de ahora tú puedes seguir con todos tus inesperados ataques de ruptura, puedes seguir terminándome cuando se te dé la gana, puedes darte todo el tiempo que desees; pero yo te aseguro que si sigues así en cualquier momento que encuentre otra mujer que me guste más que tú, sin darte previo aviso, inmediatamente me iré con la otra“.
Wao… Pero lo que le dijiste no era humo. En realidad, tenías fundamento puesto que realmente conocías muchas mujeres y tenías muchas posibilidades de enamorarte de otra“, remarqué.
Sí; pero yo sabía que en el fondo sólo quería estar con ella. Sin embargo, si ella seguía creyendo que me tenía de sus manos, seguiría tan confiada de que no iba a pasar nada si me terminaba… Ya han transcurrido dos años desde que le dije eso y no me ha vuelto a terminar de ese momento. Además, también resolvimos definitivamente el principal problema por el cual ella me terminaba y logramos alinear nuestros proyectos en la misma dirección“.
Dos meses después, vía facebook, este amigo publicó una foto en la cual le puso el anillo de compromiso confirmando al 100% que ellos dos se iban a casar.
~~~
En muchas ocasiones he recibido este tipo de preguntas: “Rolandox, ya me ha terminado en múltiples ocasiones, ¿cómo saber si mi ex pareja en esta (última) vez sí merece una nueva oportunidad?
Analicemos la situación. Para ello sólo necesitas responder a estas 5 preguntas y realmente quiero que seas sincero en todo momento:
1. ¿( a) La relación es normal o (b) disfuncional (los momentos malos superan enormemente los buenos en los últimos meses)?
2. ¿(a) La razón por la que te termina es la misma de siempre o (b) te terminaba por cualquier pretexto tonto de la más reciente pelea?
3. ¿(a) Cuando están separados esa persona está sola y se toma bastante en serio conocerse mejor o (b) sale con sus amistades como si quisiera recuperar el tiempo perdido contigo?
4. ¿(a) Ahora que te dejó tu vida está mejor que cuando lo conociste o (b) por el contrario, realmente te aisló del mundo y te encuentras mucho más desesperado(a) que nunca porque estás realmente solo(a)?
5. ¿(a) Estás realmente enamorado(a) de la persona que actualmente es tu pareja o (b) de quien una vez fue contigo mientras recién anduvieron juntos?
Si a estas 5 preguntas de que si deberías darle una nueva oportunidad a tu ex respondiste afirmativamente a las opciones (b), definitivamente no debes dar una enésima oportunidad a tu pareja. Estas cinco preguntas son más que suficientes.

En caso de que tengas que dejar todo esto atrás

Y si a pesar de eso, te empecinas por recuperarlo o por continuar esta agonía amorosa entre esa persona y tú; ten en cuenta lo siguiente:
Cada vez que te aferras al pasado y contactas a un ex que no vale la pena (o que definitivamente no es para ti) rechazas lo que la vida sí tiene preparado para ti. Y luego te preguntas por qué no viene alguien mejor…
Es posible que tu enfoque esté todo el tiempo hacia atrás que te resulta muy difícil ver el mar de oportunidades que está frente a ti. Incluso si el verdadero amor de tu vida está en tus narices, por estar enfrascado(a) en el pasado, no lo podrás ver…
De hecho, te contaré una anécdota un poco frustrante de mi parte; pero reflejará perfectamente la “Ley de Enfoque” al que yo siempre me refiero cuando estás buscando algo tan fervientemente que eres inclusive de encontrar la aguja en el pajar:
Hace un tiempo una lectora me pidió ayuda vía correo. No suelo responder a este tipo de mensajes porque suelo dar prioridad a mis lectores que han comprado mi libro (aún así lo hago pocas veces); pero en esta ocasión decidí hacer una excepción. Me contó que estaba encerrada en una casa, la de su pareja: El pandillero de la zona, el que la maltraba y pegaba por cada vez que él sentía celos de ella (no me lo dijo así pero lo pude ver a través de su facebook). Además vi que ella era una chica muy linda. Ella me había dicho que estaba viviendo con él porque su familia estaba en el extranjero y se quedaba solo; y porque ella se había peleado con su padres y estaba muy avergonzada de regresar a su casa. Yo, cuando le respondí, le dije que tendría todo mi apoyo virtual, pero la primera condición era que le terminara y que volviese a su casa, porque nada de lo que yo le dijera a partir de ese momento serviría.
Ya ha pasado un año desde aquel mensaje y nunca respondió.
“La Ley del Enfoque”, tal como lo denominé yo, es aquello que te permite encontrar la oportunidad que tanto esperabas aún con en el mar de posibilidades y variables tratando de desviar tu atención hacia otro lado. De hecho, hace poco hice dos pruebas:
1) Cuando saliera de casa, estaría enfocado en ver mujeres con saco rojo. Al principio creía que sería difícil y poco probable; pero luego las veces que vi a mujeres con esa prenda aumentaron considerablemente en aquella salida.
2) Ahora iba a hacer mucho más difícil: ver un auto de color verde chicle. Esta realmente sería muy difícil. Pasaba media hora en el transporte público y nada de nada… Incluso me puse a leer durante un rato de aburrimiento hasta que, tras una hora de recorrido, de pronto, no sé cómo ni por qué, alcé la vista y el auto verde color chicle estaba a media calle de mi campo visual. Era un auto antiguo, pero era exactamente el color que tenía en mente… Sonreí alegremente habiendo comprobado nuevamente mi teoría de la “Ley de Enfoque” porque en muchas ocasiones anteriores me sirvió para encontrar lo que necesitaba para avanzar una meta específica.
Ahora bien, lo contrario a la Ley del Enfoque es el miedo y la inseguridad de pensar que no podrás conseguir o vivir aquello que tanto te gustaría y eso provoca que…
Cada vez que lo intentas con ese ex que no quiere cambiar, estás perdiendo meses o incluso años de tu juventud… Prefieres lo malo conocido a lo bueno por conocer; pero en realidad, esos 2 años que empleaste en esa relación que hace tiempo no contribuía en tu vida podías haber conocido 10 pretendientes de lo cuales, al menos, uno de ellos sería una potencial pareja que realmente camine contigo a paso moderado en cuestión de relaciones de pareja…
Como bien te has podido dar cuenta no se trata de que si es para ti o no. Se trata de que tú eres la persona más importante en este momento. Si no te quieres, perderás el tiempo con esa persona que ya no tiene nada que aportar a tu vida…
Y adivina qué: El tiempo, la manera en que lo cuidas o desperdicias, también es el reflejo y lo que determina el cariño y afecto que sientes por ti. Si no te percatas de cómo chorrea gotas de vida por cada vez que pierdes el tiempo con tu ex, tu autoestima se irá deteriorando de forma invisible y precoz.
Hazte el favor de quererte por una vez en tu vida y toma la decisión que ya sabes era algo que hace tiempo tenías que efectuarla.
Cuidado: Hay amores que por más que parezcan brindar recompensa por seguir manteniendo la esperanza con que algún día cambiarán; nada hará que recuperes el tiempo perdido mientras que esa persona estuvo disfrutando cuando tú seguías preocupándote por él o ella… ¡Es momento de pensar más en ti!

En caso de que puedas darle una nueva oportunidad

Si, por ejemplo, la razón por la que terminaron fue por infidelidad, para asegurar que la relación pueda tener un mejor comienzo es IMPORTANTE y OBLIGATORIO (el sublineado y el efecto negrita de las palabras no fueron en vano) que la pareja decida llevar terapia de pareja contigo. Si no quiere hacerlo, es posible que lo evite por miedo a ser confrontado como realmente debería ser o porque hay muchas cosas más detrás de un desliz amoroso-sexual.
Si no quiere, lo único que te está dando a entender es que no está realmente comprometido a llevar una buena relación contigo. Solamente quiere el beneficio inmediato: ya sea monetario, sexual o algún otro fin egoísta… Y bueno, tú te quieres lo suficiente como para estar con alguien que sólo quiere jugar contigo, ¿verdad?
Si terminaban porque uno no quería tener hijos o por diferencias abismales en proyectos de vida, ten en cuenta que no se puede cambiar completamente la opinión de la otra persona; pero sí es posible que con el tiempo la condiciones se den naturalmente para que ambos tengan algo junto con lo que antes los separaba; no obstante, si solamente regresas con la esperanza de que cambie de opinión, puedes estar seguro de que con el tiempo te sentirás frustrado(a) porque nunca sabrás con precisión cuándo alguien querrá por fin tener un hijo contigo o llevar a cabo un proyecto de vida juntos.
En este caso, al regresar ten un plazo mental (y que solamente tú lo tengas en tu cabeza) de aproximadamente 6 meses (o menos: recuerda que cuanto menos tiempo esperes mejor. Tu tiempo no se recuperará) en las que si no ves que tu pareja va por la dirección que tú deseabas, es mejor estar preparado(a) emocionalmente y cortar por más doloroso que sea. Todo este sufrimiento será mejor que estar arrepentido de haber desperdiciado los mejores años de tu juventud por una causa perdida.
O tal como dice Jim Rohn en una frase enfocada al crecimiento personal pero que aplica perfectamente también a las relaciones:
“La disciplina es el puente entre las metas y el éxito. Todos tenemos que sufrir uno de dos dolores: el dolor de la disciplina o el dolor del pesar. La diferencia está en que la disciplina pesa unas cuantas onzas, y el pesar, toneladas”.

EN RESUMEN

Sí, hay veces en que tu ex merece esa oportunidad siempre y cuando hayan identificado el motivo por la cual terminan seguido y realmente estén comprometidos a resolverlo.
Pero en la mayoría de casos, y esto lo digo con penosa experiencia de cientos casos similares, estas dudas no son más que excusas o “peros” que nos damos para seguir dando la oportunidad a quien ya no existe, sino a la idealización, la imagen mental o al pasado de ese ex…
Si este es tu caso, y para colmo, la mayoría de veces respondías afirmativamente a opciones (b) de las 5 preguntas, te invito a pasar a la realidad: En cuestiones de amor no todo tiene que ser final feliz. Hay veces en que los finales son agrios, insípidos, decepcionantes o todas estas cosas juntas elevadas a la décima potencia; pero luego siempre te puedes dar una nueva oportunidad.
Las oportunidades que le regalabas a ese ex que no te supo valorar, ahora bríndatelas a ti mismo(a).
Es momento de que ahora la prioridad en tu vida la ocupes tú y puedas tomar consciencia de que CUIDAR TU TIEMPO es igual a AMARTE MÁS.
Espero que este post no solo te haya ayudado a aclarar tus dudas; sino también te dé la fuerza necesaria para realmente salir adelante sin esa persona que, en realidad, no era el amor de tu vida… Y si deseas ahondar en este tema para tener el valor y la fuerza que tanto necesitas en esos momentos en que te sientes vulnerable, te recomiendo mi libro 7 Pasos para Olvidar un Amorque en sus más de 250 páginas encontrarás más de 60 ejercicios que podrás realizar desde hoy mismo.

No hay comentarios :

Publicar un comentario