miércoles, 28 de octubre de 2015

6 razones para no ser EL/LA AMANTE de nadie

razones para no ser amante

6 razones para no ser EL/LA AMANTE de nadie

Dejando de lado la moral y el tema de la religión, realmente ser el o la amante de alguien que ya tiene pareja tiene sus desventajas y será mejor que las tengas en cuenta para que no sufras las consecuencias.
Atención: Este post va dirigido a aquellas personas que tienen la esperanza de que la pareja clandestina decida formalizar la relación, dejando a su familia de lado para estar contigo. (Si realmente disfrutas estar en una relación así y no esperas llegar a nada serio con esa persona, este post no es válido para ti. Al final te mencionaré por qué).

6 Razones para no ser el/la amante de nadie

1) La clase de personas con el que estás ahora
Ey, piénsalo bien. La clase de persona (hombre o mujer) con quien mantienes esa relación de amantes, ya de por sí solo tiene un clara característica en su personalidad que no te va a beneficiar (en caso de que se diera la relación entre ustedes, y si es que tienes la suerte de ser ese 5% de relación de amantes que pasan a formalizarse). Ya estando contigo está demostrando que es una persona mentirosa y que no es capaz de enfrentar los problemas a la cara.
Ya te quiero ver a ti en esa relación con ese tipo (o esa tipa) y preocupándote de que te sea infiel cuando tengan las típicas discusiones de pareja…
2) El sexo clandestino es un placebo
Es un placebo el hecho de que disfrutes mucho más estando con alguien casado(a). Si esa mismísima persona no estuviera con su actual pareja, ya no sentirías el peligro de tener relaciones sexuales con él o ella y sería solamente uno más del montón. Esa persona, en un mundo paralelo en donde no estuviera casado(a), ya la habrías desechado inmediatamente.
Por tanto, no quieres o amas a la persona en sí. Amas la situación que estás viviendo a su lado. Y cuidado con que digas que lo(a) amas; estarás engañándote a ti mismo(a) más de lo que imaginas. Se ama a la persona como tal, no a la situación en la que está envuelta ni con lo que viene añadido.
3) Le estás comunicando a tu inconsciente que no vales mucho como persona
Ser la segunda opción de alguien tendrá serias repercusiones negativas a nivel inconsciente. En mi opinión, esta es la razón más importante por la cual deberías considerar dejar esa relación porque que tu inconsciente reciba esta clase de mensaje será muy difícil luego hacerle creer otra cosa. Tu inconsciente lo interpretará como: “No valgo lo suficiente como para merecer un amor completo y que esté siempre pensando en mí”, por tanto tu autoestima se resentirá, se sentirá por los suelos y empezará a desarrollar otra estrategia deplorable para sentirse mejor: competir a través del ego.4) Estás compitiendo por las razones no adecuadas
Al competir por ego, ya no estás luchando por el amor de aquel casado infeliz, sino que estás al pendiente de quitarle la pareja a aquella buena esposa que le dio los hijos que él tanto quiere. Definitivamente él te hará creer que está mal su relación con su mujer pero sabe perfectamente que eso es leña para que tu fuego interno se incremente y quieras poseerlo exclusivamente para ti.
No te engañes, estás compitiendo por las razones equivocadas. No por amor. Sino por orgullo, creyendo que ganando esta batalla tendrás el premio interior de sentirte más atractiva y querida. Y de hecho así te sentirás así por un breve momento; pero luego se esfumará y sentirás probablemente la verdadera raíz del problema: el no haber sanado las heridas de tu pasado.
5) Está luchando tu niño interior herido
En ciertos casos (ya no en todos), la razón por la que te enfrascas en esa relación de amantes es por un asunto familiar no resuelto, tienes un niño interior herido. De hecho, luchar por el amor de ese hombre casado es un frustrado intento y una directa interpretación de tu lucha por el padre ausente que tuviste en la niñez y la adolescencia.
Ponte a pensar seriamente: ¿Si resolvieras el problema de raíz, yendo a terapia para sanar ese niño interior, realmente estarías deseando sanar de forma errónea las heridas de tu pasado? ¿Realmente estarías viviendo a escondidas, estresado(a), incluso sintiéndote cada vez más desvalorizado(a) por alguien que al final preferirá siempre estar con su familia?
6) En el 95% de los casos es una pérdida de tiempo garantizada
¿Llevas dos años detrás de esa persona cuyo discurso no hace más que repetirse una y otra vez? Te voy a decir algo que tú ya sabes pero que tal vez siempre olvidas: Los que prometen demasiado cumplen muy poco.
Tú estás atado(a) a una persona que sabe hablarte bonito cuando existen personas que te podrán sorprender y alegrar el día con acciones.
Dices que los hombres solteros te decepcionan mucho; pero estás a punto de sentir el remordimiento de haber perdido los mejores años de tu juventud al lado de alguien que solamente te vendía humo. Además, esos dos años que dedicas a mantener esa relación clandestina (y ojalá no seas como aquellas lectoras que me confesaban que andaban hasta 10 años en esa relación), te serviría para dedicarte a conocer personas que sí estén disponible. Tal vez en ese par de años 9 tipos no sean lo que tú esperabas pero uno de ellos sí.
Todo es cuestión de estadística. Cuanto más lo intentes, más cerca estarás de conseguirlo.
Ahora bien, existe otro tipo de personas que están en esa relación porque sí lo disfrutan como tal. No planean quitar el esposo a la esposa. No se imaginan una vida al lado de ese tipo. Saben que solamente desean algo de sexo sin compromiso (y te los mencioné al inicio del artículo). Aunque no lo creas, este tipo de personas se hace respetar porque inclusive ponen sus reglas para que no le hagan sufrir con el tiempo. En este caso, depende de la persona si decide continuar o no; siempre y cuando realmente no esté haciendo daño a nadie.
Mientras que quienes están en una relación así y jamás logran su cometido (el de apoderarse definitivamente de la pareja clandestina), harían de todo por complacer a otra pareja que no se ven a través de los ojos de los demás: que realmente está en una relación que no hace más que hacerle perder los mejores años de su vida.
A menos que, siendo realmente sincero(a) contigo mismo(a), no te sientas capaz de ser la otra clase de amantes; será mejor que no juegues con fuego, y que tengas en cuenta que necesitas cierto apoyo psicológico para salir adelante y cambiar de paradigmas.
Espero que este artículo te haya ayudado a tener un mejor panorama sobre lo que estás viviendo y recuerda que también puedes leer el libro “7 Pasos para Olvidar un Amor” que te ayudará a fortalecerte con los más de 60 ejercicios que podrás poner en práctica para no volver a caer en los brazos de esa persona que solamente sabe hablarte bonito y darte algunos momentos de placer cuando el resto del tiempo solo te da angustia y tristeza.